Revista veterinaria científica internacional para el profesional de los animales de compañía

Número de edición 31.1 Otros artículos científicos

Opciones terapéuticas para el gato con prurito

Fecha de publicación 29/04/2021

Escrito por Jay Korbelik

Disponible también en Français , Deutsch , Italiano y English

¿Es cierto que existen menos opciones de tratamiento para el prurito en el gato que en el perro? Jay Korbelik nos propone algunas ideas teniendo en cuenta los resultados de estudios clínicos. 

Siluetas representando la distribución de las lesiones de dermatitis por hipersensibilidad con el correspondiente porcentaje de gatos afectados

Puntos clave

Actualmente el diagnóstico de dermatitis atópica felina se basa en una historia clínica y una presentación compatibles y en la exclusión de otras dermatosis pruriginosas.  


El gato con prurito puede presentar diversos signos clínicos, incluyendo excoriaciones en la cabeza y/o el cuello, alopecia simétrica autoinducida, dermatitis miliar o lesiones del complejo granuloma eosinofílico.


Las opciones disponibles para el tratamiento de la dermatitis atópica en el gato son limitadas en comparación con las del perro y pueden incluir el uso de fármacos no autorizados para esta especie. 


No hay un único tratamiento que sea efectivo para controlar los signos de dermatitis atópica en todos los gatos y a menudo es necesario adoptar un enfoque multimodal.  


Introducción

El prurito en el gato se atribuye a menudo a las dermatitis por hipersensibilidad (DH), incluyendo la hipersensibilidad a la picadura de la pulga (HPP), la hipersensibilidad inducida por el alimento (HIA) y la dermatitis atópica (DA) 1. El término “DA felina” sigue siendo objeto de debate, ya que la presentación clínica, las características histológicas y el papel de las IgE difieren significativamente de la atopia canina y de la humana 1 2. La importancia de las IgE en la patogenia de esta enfermedad no se ha establecido claramente y actualmente existen muy pocos estudios en los que se haya investigado el papel de la IgE en la DA felina 3. Para designar esta enfermedad a veces se utiliza el término “dermatitis por hipersensibilidad no inducida por pulgas ni alimentos”. Se ha sugerido que la DA felina es la segunda DH más frecuente en el gato 4; en un estudio se indicó una prevalencia del 12,5% de todas las dermatosis felinas 2, y también se encontró que el Abisinio, el Devon Rex y el gato doméstico estaban sobrerrepresentados. Los signos clínicos suelen aparecer en gatos jóvenes (menores de 3 años) 5, aunque en un estudio se encontró que el 22% de los gatos con DA felina tenía más de 7 años de edad 2. En este estudio también se encontró que el 93% de los gatos con DA presentaba prurito según la percepción de sus propietarios, y es importante señalar, que en el 7% restante de los gatos, la tricografía confirmó la presencia de pelos fragmentados, lo que es compatible con el comportamiento asociado al prurito. En este estudio la mayoría de los gatos (80%) presentaba signos clínicos no estacionales. 
 
 
 

¿Quiere acceder a más contenido?

Todos los veterinarios pueden registrarse y abrir una cuenta para acceder al contenido exclusivo elaborado por especialistas.

Crear una cuenta

¿Ya tiene una cuenta? Acceda aquí