Issue 29.2 - Junio 2019

Enfermedad urinaria en el perro y en el gato

Otros artículos

Comportamiento alimentario del gato

Comportamiento alimentario del gato

Todos necesitamos comer para sobrevivir. Para el ser humano comer puede suponer mucho más que una simple tarea rutinaria; mientras disfrutamos de la comida podemos descansar, relajarnos y quizá, también, ponernos al día con amigos y familiares. Pero para el gato, tal y como explica Jon Bowen, comer no es precisamente lo mismo.

Trastornos relacionados con la alimentación y la raza en el perro

Trastornos relacionados con la alimentación y la raza en el perro

Cuando un perro presenta un problema grave es fácil que, a veces, pasemos por alto la predisposición racial en ciertas enfermedades. Giacomo Biagi nos ofrece un breve resumen de algunos problemas frecuentes en determinadas razas caninas en los que el alimento desempeña un papel importante.

Detección precoz de la hematuria en el gato

Actualmente, la hematuria felina se puede detectar de forma precoz utilizando un producto nuevo que se añade a la arena higiénica del gato. Consiste, por tanto, en una herramienta única para el manejo de la enfermedad del tracto urinario inferior en los gatos.

Introducción

Figure 1. Los gránulos se vuelven de un inconfundible color azul cuando contactan con la hemoglobina.
© Blücare Lab

Se acaba de lanzar al mercado una nueva prueba no invasiva que detecta la hematuria en el gato y que actualmente está disponible en muchos países. Esta prueba, fácil de usar y que no genera ningún estrés en el gato, consiste en unos gránulos blancos, con una fórmula específica, que se vierten sobre la arena higiénica del gato y, al contactar con la hemoglobina, rápidamente se tornan de color azul (Figura 1). Estos gránulos podrán detectar precozmente los casos de microhematuria, es decir, antes de que se desarrolle hematuria macroscópica. En este breve artículo se detalla la relevancia de esta herramienta de control, el fundamento en el que se basa, los estudios de fiabilidad y las posibles recomendaciones de uso para el manejo de los trastornos urinarios.

Hematuria y ETUI en el gato

La hematuria se define como la presencia de un número anormal de glóbulos rojos (RBC) en la orina: puede ser microscópica (oculta) o macroscópica (visible). Generalmente, la hematuria "patológica" se define como la presencia de 5 o más glóbulos rojos por campo de gran aumento.

Aunque existen numerosas causas de hematuria, probablemente, lo más frecuente en el gato es que se trate de una enfermedad del tracto urinario inferior (ETUI), la cual es bastante habitual en la clínica de pequeños animales ( 1 ). El término ETUI designa a un grupo de enfermedades caracterizadas por la presencia de determinados signos clínicos: hematuria, disuria, estranguria, polaquiuria y/o periuria, que pueden progresar hacia signos sistémicos en caso de desarrollarse una obstrucción uretral.

Cuando se presenta en la consulta un gato con ETUI, los principales diagnósticos diferenciales que se incluyen son: la cistitis idiopática, la urolitiasis, los tapones uretrales y la infección del tracto urinario ( 1 ). Existe el riesgo de que las enfermedades del tracto urinario inferior se repitan, incluso con el tratamiento adecuado: en términos generales, el 50% de los gatos que han padecido un episodio de ETUI tendrán una recurrencia en algún momento de su vida ( 2 ).

Control de la hematuria en las ETUI

Durante un episodio de enfermedad urinaria, casi siempre existe hematuria, aunque esta sea microscópica ( 1 ). Como los gatos no suelen manifestar de forma evidente el dolor, muchas veces se presentan en la consulta cuando el problema ya ha avanzado considerablemente, por ejemplo, con una obstrucción uretral o numerosos episodios de periuria. Sin embargo, dada la elevada recurrencia de estas enfermedades, parece oportuno disponer de un método sencillo, no invasivo que permita detectar un biomarcador como la microhematuria. El uso de este tipo de herramientas permitirá a los propietarios realizar regularmente el seguimiento de su mascota para detectar signos de hematuria y debería contribuir a la presentación de los pacientes en la clínica veterinaria cuando la enfermedad urinaria se encuentra en sus primeras fases.

Fundamentos de la prueba

La prueba Hematuria Detection consiste en pequeños gránulos blancos que se vierten sobre la arena higiénica del gato. Los gránulos contienen 3,3', 5,5'-tetrametilbencidina (TMB); molécula que, al contactar con la hemoglobina y producirse la reacción de pseudoperoxidación, tiñe de azul los gránulos. El resultado es prácticamente inmediato; el cambio de color se puede apreciar en menos de un minuto y permanece visible durante 48 horas. Las instrucciones son sencillas (Figura 2) y este producto lo pueden utilizar los propietarios para controlar la aparición de los primeros signos de enfermedad urinaria en el gato. Otra ventaja es la larga vida útil del producto – 2 años en su envase cerrado – además, los gránulos pueden permanecer reactivos sobre la arena higiénica durante 30 días. Cabe señalar que se puede utilizar cualquier tipo de arena, aunque el propietario tiene que retirar cada día los gránulos mojados de orina, ya que dejan de ser absorbentes.

Figura 2. Las instrucciones de uso del producto son sencillas.
© Blücare Lab/Redrawn by Sandrine Fontègne

Los estudios clínicos realizados en la Universidad de Montreal han demostrado que los gránulos son extremadamente sensibles; el umbral más bajo de reactividad se ha determinado en 100 RBC/μl ( 3 ), lo que corresponde aproximadamente a 12 RBC/campo de gran aumento (Figura 3). Los estudios confirman que la fiabilidad del producto es buena, pero hay que tener en cuenta, que la sensibilidad disminuye cuando el pH urinario es ≥ 8,5 y/o la densidad urinaria (DU) es superior a 1.050 ( 4 ). Se ha evaluado el riesgo de toxicidad para el animal y para la persona que manipula el producto y este es insignificante o muy bajo ( 5 ).

Figura 3. La coloración de los gránulos varía en función de la concentración de sangre en la orina; en esta imagen se muestra la respuesta cuando la orina tiene un pH = 6 y una DU = 1.026 ( 4 ).
© Blücare Lab

Recomendaciones de uso

Este producto innovador brinda la posibilidad a los propietarios de utilizar la prueba de detección de hematuria de forma rutinaria en diversas situaciones. Un grupo de especialistas felinos ha elaborado las recomendaciones de uso del producto para el control de los episodios agudos de enfermedad del tracto urinario o para el seguimiento de la enfermedad del tracto urinario siempre que sea necesario (Tabla 1).

  Seguimiento de la enfermedad del tracto urinario (ETU)
Descripción Urolitiasis (en el tracto urinario superior o inferior) o tapones uretrales Cistitis idiopática Infección del tracto urinario (superior o inferior)
Recomendaciones dietéticas Dieta específica Reducir el estrés, dieta urinaria Alimento adaptado a la etapa de la vida o dieta específica
Frecuencia de uso de
Hematuria Detection
Control agudo
Control de la resolución de la hematuria durante el tratamiento
10-14 días 5-7 días 10-14 días
Recidiva inmediata y seguimiento continuo
Control de la recidiva inmediata y seguimiento periódico de las recidivas
Tabla 1. Recomendaciones para la detección y seguimiento de los gatos predispuestos a la hematuria y gatos con enfermedad del tracto urinario ( 6 ).

Conclusión

Se considera que Hematuria Detection es la única prueba actualmente disponible en el mercado que puede detectar la microhematuria en el gato desde el hogar, directamente mediante la arena higiénica y sin necesidad de recoger muestras de orina. La sencillez de esta prueba hace que el producto sea un complemento útil para los veterinarios y propietarios en el seguimiento y tratamiento de los gatos con diversas formas de ETUI.

Configuración de cookies