Issue 29.1 - Enero 2019

Gatitos y gatos jóvenes

Otros artículos

Comportamiento alimentario del gato

Comportamiento alimentario del gato

Todos necesitamos comer para sobrevivir. Para el ser humano comer puede suponer mucho más que una simple tarea rutinaria; mientras disfrutamos de la comida podemos descansar, relajarnos y quizá, también, ponernos al día con amigos y familiares. Pero para el gato, tal y como explica Jon Bowen, comer no es precisamente lo mismo.

Trastornos relacionados con la alimentación y la raza en el perro

Trastornos relacionados con la alimentación y la raza en el perro

Cuando un perro presenta un problema grave es fácil que, a veces, pasemos por alto la predisposición racial en ciertas enfermedades. Giacomo Biagi nos ofrece un breve resumen de algunos problemas frecuentes en determinadas razas caninas en los que el alimento desempeña un papel importante.

El programa de clínicas Cat Friendly

Puede que los gatos y las clínicas veterinarias no sean compañeros naturales – de hecho, todos los veterinarios se han encontrado en más de una ocasión con gatos difíciles de manejar. Paula Monroe-Aldridge nos describe brevemente un programa destinado a hacer que todo sea un poco menos traumático para los posibles implicados.

Introducción

El programa Cat Friendly Practice® (CFP) tuvo su origen en un concurso organizado por la Sociedad Internacional de Medicina Felina (ISFM) y en el 2012 se desarrolló a nivel mundial mediante la asociación de la ISFM ( 1 ) y de la Asociación Americana de Veterinarios Especialistas en Felinos (AAFP) ( 2 ). Actualmente hay más de 1200 clínicas acreditadas como CFP en América del Norte y del Sur, y el programa de la AAFP está en proceso de expansión hacia otras regiones de Latinoamérica. La ISFM dirige el programa Cat Friendly Clinic (CFC) en el resto del mundo y actualmente cuenta con un total de 1270 clínicas acreditadas, siendo 590 de Reino Unido, 324 del resto de Europa, 77 de Australasia y 279 de Asia.

El principal objetivo del programa es tener en cuenta y responder al comportamiento y necesidades únicas del gato, y en última instancia, reducir el estrés que sufre el gato y su propietario, cuando acuden al veterinario. Además, también se reduce el estrés del equipo veterinario, ya que los miembros del equipo pueden disponer de las herramientas y los recursos necesarios para manejar adecuadamente a los pacientes felinos. Según los resultados de la encuesta Cat Friendly Practice® (CFP) del 2018, el 88% de las clínicas acreditadas indicaron una dinámica de trabajo positiva en el equipo veterinario a la hora de manipular, tratar y cuidar a los gatos ( 3 ). Todos estos factores permiten mejorar la atención de estos pacientes, lo que se traduce en una vida más larga, más feliz y más sana para ellos.

Esta iniciativa global para mejorar la experiencia en la clínica veterinaria de todos los gatos supone un esfuerzo que requiere la colaboración de todo el equipo veterinario. Cualquier clínica veterinaria de América del Norte, Central o del Sur puede seguir el programa de la AAFP. Mientras que las clínicas de cualquier otra parte del mundo pueden seguir el programa Cat Friendly Clinic de la ISFM. Para acceder al programa de la AAFP/ISFM es necesario ser miembro de la asociación correspondiente.

¿En qué consiste el programa?

1. Formación del personal & Formación continuada | Comunicación con el cliente
2. Instalaciones de la Clínica Veterinaria| Sala de espera
3. Manipulación del gato & Interacciones con los clientes
4. Consulta(s) | Registros Clínicos
5. Hospitalización & Estancia de los gatos
6. Manejo del dolor | Quirófano & Anestesia
7. Equipo quirúrgico| Odontología
8. Diagnóstico por Imagen | Instalaciones de Laboratorio
9. Tratamiento | Salud & Seguridad
10. Atención Veterinaria Preventiva según etapa de la vida
Recuadro 1. Los principales 10 temas que cubre el CFP.

El programa consiste en un ejercicio de autoevaluación que proporciona la lista de requisitos que deben cumplir las clínicas para ser reconocidas como CFP. Estos requisitos hacen referencia a las necesidades específicas del gato relacionadas con 10 temas principales, tal y como se muestran en el Recuadro 1.

Además, se proporciona material formativo con información detallada sobre la importancia de cada requisito que se debe verificar, además de ideas creativas sobre cómo integrarlo en la clínica. Una vez aprobada, la clínica puede acceder a un kit de herramientas de marketing para promocionar su nueva acreditación, así como a material didáctico que se publica de forma continuada.

¿Cuáles son las ventajas?

Las principales ventajas que reportan las clínicas Cat Friendly son el menor estrés que sufre el gato, la mayor satisfacción de los clientes, la mayor retención de clientes o el aumento de citas solicitadas por los propietarios de gatos, la mayor atención y tiempo para la exploración del gato, y la demostración de atención hacia el paciente felino. En la encuesta del 2018 ( 3 ) también se encontró que el 93% de las clínicas CFP adquirió un mayor conocimiento sobre los cuidados del gato, el 83% tuvo un aumento de visitas por el hecho de ser CFP, el 79% aumentó sus ingresos, el 80% ganó nuevos pacientes felinos y el 61% tuvo menos lesiones asociadas a la manipulación.

Si el veterinario se concentra en estos aspectos de “amabilidad” durante la etapa de crecimiento del gatito, puede hacer que las visitas sean más agradables y así será más cómodo para el propietario llevar al gato a las futuras consultas o revisiones veterinarias. El programa CFP tiene por objeto ayudar a la clínica a crear un entorno más agradable para los gatos y sus propietarios, así como facilitar que el equipo veterinario pueda:

• Hablar con el propietario sobre su nuevo gato o gatito. El equipo de la clínica podrá proporcionar a los clientes (e incluso a los clientes potenciales que llamen por teléfono) recomendaciones y recursos sobre cómo acostumbrar al gatito al transportín y a los viajes. También podrán responder a preguntas frecuentes sobre el comportamiento (“¿Por qué hace eso mi gatito?” o “¿Por qué araña?,” etc.).

Figura 1. La sala de espera puede ser estresante tanto para el propietario como para el gato, pero en el programa CFP se sugieren diversas formas de disminuir la tensión.
© Shutterstock

• Crear un entorno menos estresante para el paciente en la sala de espera (Figura 1) y/o en la consulta. Los olores poco familiares, los sonidos o las interacciones inesperadas pueden resultar aterradores, especialmente para el gatito. El equipo de la clínica comprenderá lo que puede asustar al gatito y cómo ser proactivo y aliviar el estrés; así se puede crear un entorno más tranquilizante para la exploración clínica y una asociación positiva con la visita a la clínica. Algo tan sencillo como dar un premio al gatito puede establecer un vínculo positivo y crear un entorno más agradable en la consulta.

• Manejar al gatito correctamente. El manejo “amigable” es clave para crear una experiencia veterinaria positiva, ya que la forma de manejar al gatito sentará un precedente para el resto de su vida. El manejo respetuoso contribuirá en gran medida a que las futuras visitas veterinarias sean menos estresantes para el gato, el cliente y el equipo veterinario (Figura 2) (Figura 3).


Figura 2. Las clínicas acreditadas como CFP se esfuerzan para asegurarse de que todo el equipo veterinario sea capaz de manipular a los gatos y gatitos de forma empática.
© Shutterstock
Figura 3. Los gatos tienen unas necesidades singulares en cuanto a procedimientos diagnósticos, y es esencial que todo el equipo de la clínica sepa cómo actuar.
© Shutterstock

• Abordar problemas específicos de los gatitos relacionados con la hospitalización o la estancia. Si el gatito está enfermo y hay que hospitalizarlo, o si solo necesita quedarse en la clínica, hacer que su estancia sea lo más placentera posible ayudará a que el gato esté más predispuesto a quedarse las próximas veces. Es importante que los gatos tengan todos los recursos y comodidades necesarias para sentirse protegidos y seguros durante la hospitalización o la estancia en la clínica (Figura 4).

Figura 4. Si el gatito necesita ser hospitalizado, es importante hacer que la estancia sea lo más agradable posible, lo que ayudará a que el gato esté más tranquilo cuando regrese en el futuro.
© Shutterstock

• Aprender las necesidades únicas respecto a la anestesia y al reconocimiento del dolor. Es importante comprender que el gatito tiene unas necesidades específicas en cuanto al manejo de la anestesia y del dolor, especialmente si tenemos en cuenta que muchos gatitos serán esterilizados. Es fundamental abordar estas cuestiones por la seguridad del joven gatito. Puesto que en general, el gato es experto en disimular el dolor, es importante saber cómo determinar si el paciente tiene molestias y cómo manejarlo.

• Conocer mejor las diferentes etapas de la vida del gato para proporcionar los mejores cuidados preventivos durante cada fase del ciclo de su vida. Según un estudio reciente ( 4 ), el 83% de los gatitos acuden al veterinario por primera vez, pero más de la mitad no vuelven a la clínica nunca más. Este dato es lamentable y revela que los propietarios no son conscientes de la importancia de las revisiones continuas más allá de la etapa de crecimiento.


Paula Monroe-Aldridge“Las clínicas Cat Friendly han indicado que existen numerosas ventajas de seguir el programa CFP. Estas incluyen el menor estrés que sufre el gato, la mayor satisfacción de los clientes, la mayor retención de clientes o el aumento de citas solicitadas por los propietarios de gatos, la mayor atención y tiempo para la exploración del gato, y la demostración de atención hacia el paciente felino.”Dr. Paula Monroe-Aldridge

Conclusión

Esforzarse para que la visita al veterinario sea lo más agradable posible es esencial para todos los gatos, pero especialmente lo es para el gatito. Cuando se consigue que la experiencia del gatito en la clínica sea positiva se gana la confianza del cliente y es más probable volver a ver al gato cuando sea adulto. Debemos colaborar todos juntos para impulsar esta iniciativa en nuestra profesión. Durante cada una de las etapas de la vida del gato, debemos continuar formando tanto al equipo veterinario como al propietario y debemos hacer que las visitas a la clínica veterinaria sean positivas y poco estresantes. Todos los gatos merecen los mejores cuidados; sin embargo, no podemos proporcionar estos cuidados si los gatos no vuelven a la clínica. Convertirse en una clínica Cat Friendly Practice® es beneficioso para todos.

Configuración de cookies