Revista veterinaria científica internacional para el profesional de los animales de compañía

Número de edición 26.1 Otros artículos científicos

Anestesia en la cesárea canina

Fecha de publicación 16/03/2021

Escrito por Bonnie Hay Kraus

Disponible también en Français , Deutsch , Italiano y English

El objetivo de la anestesia en la cesárea es minimizar el efecto de los anestésicos en los fetos para evitar en lo posible el riesgo de depresión del sistema respiratorio, sistema nervioso central (SNC) y del sistema cardiovascular; y conseguir que los neonatos nazcan vivos y vigorosos.

Preparación de la reanimación neonatal

Key points

El objetivo principal de la cesárea es que los cachorros nazcan vivos y vigorosos mientras la madre recibe la analgesia adecuada.


En la cesárea el riesgo anestésico es más elevado debido a los cambios fisiológicos asociados a la gestación.


La planificación y la preparación son muy importantes, tanto en la cesárea programada como en la de urgencia.


Cuando se proporciona a la madre una óptima ventilación, oxigenación y perfusión, se puede alcanzar el objetivo de “madre feliz, cachorro feliz”.


El objetivo de la reanimación neonatal es estimular la respiración y mantener la oxigenación y la temperatura corporal.


La mayoría de los analgésicos que se utilizan rutinariamente no perjudican al neonato, por lo que se pueden administrar con seguridad a las madres lactantes.


Introducción


El objetivo de la anestesia en la cesárea es minimizar el efecto de los anestésicos en los fetos para evitar en lo posible el riesgo de depresión del sistema respiratorio, sistema nervioso central (SNC) y del sistema cardiovascular; y conseguir que los neonatos nazcan vivos y vigorosos. Además, es igualmente importante proporcionar a la madre una adecuada analgesia y evitar posibles complicaciones anestésicas como la hipotensión, hipoventilación, hipoxemia, hemorragia e hipotermia. Estas complicaciones aumentan la morbilidad y la mortalidad tanto de la madre como de los cachorros. Las propiedades fisioquímicas que permiten que los fármacos atraviesen la barrera hematoencefálica también facilitan el paso a través de la barrera placentaria, por lo que siempre se debe asumir (salvo muy pocas excepciones) que los anestésicos, analgésicos y sedantes/tranquilizantes atraviesan la barrera placentaria.

¿Quiere acceder a más contenido?

Todos los veterinarios pueden registrarse y abrir una cuenta para acceder al contenido exclusivo elaborado por especialistas.

Crear una cuenta

¿Ya tiene una cuenta? Acceda aquí