Revista veterinaria científica internacional para el profesional de los animales de compañía

Número de edición 22.3 Odontología

Odontología en perros y gatos jóvenes

Fecha de publicación 30/03/2021

Escrito por Jan Schreyer

Disponible también en Français , Deutsch , Italiano y English

Aunque con la edad, la incidencia y gravedad de muchos problemas orales aumenta (por ejemplo, la enfermedad periodontal), también los animales jóvenes pueden sufrir enfermedades orales o dentales. 

Caninos deciduos persistentes en un Yorkshire Terrier. El canino permanente del maxilar superior nace en situación mesial con respecto al diente de leche.

Puntos clave

La exploración de la cavidad oral debe formar parte de la exploración física general. En un animal joven, la identificación y el tratamiento de una enfermedad a tiempo, puede prevenir las posibles complicaciones en el futuro.


A menudo, para llegar al diagnóstico correcto y definitivo de las alteraciones de la cavidad oral se requiere la realización de radiografías intraorales.


Si faltan dientes, es fundamental realizar radiografías orales para descartar la posible retención e impactación dental.


Las fracturas dentales, incluso en dientes deciduos, siempre han de tratarse.


Los dientes deciduos persistentes deben extraerse en cuanto los correspondientes dientes definitivos hayan erupcionado.


Introducción

Aunque con la edad, la incidencia y gravedad de muchos problemas orales aumenta (por ejemplo, la enfermedad periodontal), también los animales jóvenes pueden sufrir enfermedades orales o dentales. En estos casos, es esencial realizar un diagnóstico y tratamiento a tiempo, evitando así el desarrollo de futuros problemas graves. Por consiguiente, es muy importante explorar la boca de los animales jóvenes durante cada examen físico. A este respecto, suele surgir la pregunta de si una anomalía oral es hereditaria o no, y en muchos casos esto no se puede determinar fácilmente. Una anamnesis detallada (traumatismos, infección, cambios similares en animales emparentados) puede ayudar y, en el caso de una enfermedad potencialmente hereditaria, se deben recomendar las buenas prácticas de cría. Se trate de una enfermedad hereditaria o no, el enfoque principal siempre debe dirigirse a un tratamiento adecuado. En este artículo se revisan algunas de las patologías de la cavidad oral más frecuentes en perros y gatos jóvenes, antes de que la dentición definitiva se haya completado. 

 

¿Quiere acceder a más contenido?

Todos los veterinarios pueden registrarse y abrir una cuenta para acceder al contenido exclusivo elaborado por especialistas.

Crear una cuenta

¿Ya tiene una cuenta? Acceda aquí