Revista veterinaria científica internacional para el profesional de los animales de compañía

Número de edición 25.3 Otros artículos científicos

Traumatismo craneoencefálico en el gato

Fecha de publicación 14/04/2021

Escrito por Simon Platt

Disponible también en Français , Deutsch , Italiano y English

Un punto crítico en el manejo del gato con traumatismo craneoencefálico consiste en el reconocimiento de los signos clínicos compatibles con deterioro neurológico. Cuando un traumatismo es lo suficientemente importante como para lesionar el cerebro se producen alteraciones sistémicas que pueden arriesgar la vida del paciente. 

Midriasis bilateral en un gato. La lesión puede sugerir una patología cerebral grave como consecuencia del traumatismo craneoencefálico, pero en este caso la midriasis se debe a la lesión bilateral de la retina como consecuencia del traumatismo, esta sospecha se basó en el nivel de consciencia normal del gato.

Puntos clave

En todos los gatos con traumatismo craneoencefálico se debe realizar una exploración general completa antes de centrarse en la evaluación neurológica.


La exploración neurológica tras un traumatismo craneal puede resumirse a la valoración del estado mental, funcionalidad de las extremidades y reflejos pupilares a la luz.


Las técnicas de diagnóstico por imagen pueden ayudar a identificar la causa de la disfunción neurológica, pero es raro que determinen el tratamiento quirúrgico.


La fluidoterapia es una parte esencial del tratamiento del traumatismo craneoencefálico en el gato, cuyo objetivo es restablecer la presión arterial sistémica.


La oxigenoterapia es recomendable como parte del tratamiento de primera línea en el gato con traumatismo craneoencefálico.


 

Introducción

Un punto crítico en el manejo del gato con traumatismo craneoencefálico consiste en el reconocimiento de los signos clínicos compatibles con deterioro neurológico 1 2 3 4. Cuando un traumatismo es lo suficientemente importante como para lesionar el cerebro se producen alteraciones sistémicas que pueden arriesgar la vida del paciente. Además, como consecuencia de las lesiones sistémicas y del shock se produce un deterioro progresivo del cerebro. Por tanto, es necesario realizar una evaluación sistémica completa y estabilizar al paciente, además de realizar la exploración neurológica tal y como se resume en la Tabla 1. 
 

¿Quiere acceder a más contenido?

Todos los veterinarios pueden registrarse y abrir una cuenta para acceder al contenido exclusivo elaborado por especialistas.

Crear una cuenta

¿Ya tiene una cuenta? Acceda aquí