Revista veterinaria científica internacional para el profesional de los animales de compañía

Número de edición 31.1 Otros artículos científicos

Dermatofitosis en gatos

Fecha de publicación 05/05/2021

Escrito por Amelia White

Disponible también en Français , Deutsch , Italiano , Română y English

La dermatofitosis es una infección fúngica cutánea frecuente en el gato y, tal y como Amelia White nos explica, se debe diagnosticar y tratar tan pronto como sea posible. 

Multifocal areas of alopecia and crusting on the dorsal nasal bridge and rostral muzzle of a kitten with M. canis infection

Puntos clave

La dermatofitosis es una infección fúngica superficial frecuente en el gato y es contagiosa y zoonótica.


Aunque la dermatofitosis es autolimitante, siempre se recomienda tratar para evitar la contaminación del ambiente y la transmisión de la enfermedad a otros gatos o personas.


El diagnóstico se establece fácilmente mediante la combinación de pruebas de PCR, el examen con lámpara de Wood, la tricografía y el cultivo fúngico. 


Los objetivos del tratamiento son eliminar los organismos fúngicos y reducir la diseminación ambiental a través de agentes tópicos y sistémicos.


 

Introducción

Las dermatosis fúngicas son frecuentes en medicina veterinaria y la dermatofitosis es una de las causas más comunes de foliculitis superficial infecciosa en el gato. Los dermatofitos son organismos con afinidad por la queratina que invaden la piel y el tallo piloso, lo que da lugar a la aparición de signos clínicos de foliculitis. Microsporum canis es la especie de dermatofito más común en el gato, que actúa como reservorio ambiental.

La dermatofitosis es contagiosa y zoonótica, por lo que un rápido diagnóstico y tratamiento ayudarán a evitar la diseminación ambiental y la propagación de la enfermedad, lo que es especialmente importante en los hogares con varios gatos, así como en instalaciones de criadores y protectoras. Los métodos de diagnóstico tradicionales (que incluyen el examen con lámpara de Wood, la tricografía y el cultivo de dermatofitos) siguen estando ampliamente aceptados, siendo la técnica de la PCR una herramienta útil para acortar la duración del tratamiento y el tiempo para la remisión clínica. Aunque esta enfermedad es autolimitante, siempre se recomienda el tratamiento con el fin de evitar la propagación de la enfermedad.
 

 

¿Quiere acceder a más contenido?

Todos los veterinarios pueden registrarse y abrir una cuenta para acceder al contenido exclusivo elaborado por especialistas.

Crear una cuenta

¿Ya tiene una cuenta? Acceda aquí