Revista veterinaria científica internacional para el profesional de los animales de compañía

Número de edición 22.3 Odontología

Implicaciones sistémicas de la enfermedad periodontal

Fecha de publicación 08/04/2021

Escrito por Alessandro De Simoi

Disponible también en Français , Deutsch , Italiano y English

La enfermedad periodontal es la enfermedad infecciosa más frecuente en pequeños animales, con una prevalencia cercana al 80%. Esta prevalencia aumenta con la edad y disminuye a medida que aumenta el tamaño del animal...

Las radiografías intraorales son fundamentales en la valoración de un individuo con periodontitis. Nótese la pérdida del hueso alveolar alrededor de los dientes afectados.

Puntos clave

La enfermedad periodontal es la enfermedad infecciosa más frecuente en pequeños animales.


Se ha sugerido que la enfermedad periodontal puede ser un factor clave en otras patologías sistémicas como en trastornos cardiovasculares, alteraciones de la reproducción, hepatopatías y diabetes.


Se han planteado diversas hipótesis para demostrar la relación entre la enfermedad periodontal y determinadas enfermedades sistémicas, aunque aún no se ha podido esclarecer totalmente la relación.


La enfermedad periodontal puede prevenirse eliminando de forma meticulosa la placa bacteriana mediante el cepillado dental y la higiene bucal.


Introducción

La enfermedad periodontal es la enfermedad infecciosa más frecuente en pequeños animales, con una prevalencia cercana al 80% 1. Esta prevalencia aumenta con la edad y disminuye a medida que aumenta el tamaño del animal, siendo mucho más frecuente en individuos de talla pequeña 1. El periodonto incluye la encía, el cemento, el ligamento alveolo dental y el hueso alveolar, cuya función es sustentar el diente. La enfermedad periodontal está causada por la placa bacteriana, y puede subdividirse en dos entidades: gingivitis y periodontitis. La gingivitis es una inflamación reversible de las encías, ya que desaparece si se elimina la causa (la placa bacteriana). La periodontitis, por otro lado, implica un proceso inflamatorio irreversible del tejido no gingival (ligamento alveolo dental, cemento y hueso alveolar) y se evalúa midiendo la pérdida de sujeción del diente. La periodontitis puede ser inactiva (quiescente) cuando no hay evidencia de inflamación gingival (si hay pérdida de sujeción del diente, ésta puede haberse producido algún tiempo antes), o activa, cuando la destrucción del tejido está progresando (Figura 1). Aunque se reconoce que la periodontitis es una enfermedad infecciosa, y se han identificado más de 700 especies de bacterias capaces de colonizar la biopelícula del surco subgingival, no se aplican los postulados de Koch* 2.

* 1. El microorganismo debe encontrarse en abundancia en el animal que padece la enfermedad y no debe estar presente en los animales sanos. 2. El microorganismo debe aislarse del animal enfermo y crecer en un medio de cultivo. 3. El microorganismo cultivado debería por tanto provocar la enfermedad si se introduce en un animal sano. 4. El microorganismo debe volver a aislarse de este animal experimentalmente infectado e identificarse como idéntico al agente causal original.

 

Figura 1. Periodontitis activa grave en un perro. © Dr. De Simoi
 

¿Quiere acceder a más contenido?

Todos los veterinarios pueden registrarse y abrir una cuenta para acceder al contenido exclusivo elaborado por especialistas.

Crear una cuenta

¿Ya tiene una cuenta? Acceda aquí