Revista veterinaria científica internacional para el profesional de los animales de compañía
Veterinary Focus

Número de edición 31.2 Otros artículos científicos

Uso de isoxazolinas para la demodicosis canina

Fecha de publicación 03/12/2021

Escrito por Vincent E. Defalque

Disponible también en Français , Deutsch , Italiano y English

Durante estos últimos años se han desarrollado nuevas moléculas para el tratamiento de los ectoparásitos en el perro. En este artículo, Vincent Defalque analiza el uso de las isoxazolinas, los fármacos más prometedores para el tratamiento de la demodicosis canina.

Day 44; Kenny showing full hair regrowth.

Puntos clave

Las isoxazolinas son una nueva clase de ectoparasiticidas que se han introducido recientemente en el mercado veterinario; son efectivas y seguras y se han descrito muy pocos efectos secundarios. 


Durante los últimos años las isoxazolinas han demostrado unos resultados excelentes en el control de la demodicosis canina y probablemente constituyan el tratamiento principal durante muchos años.


Introducción

Las isoxazolinas son una nueva clase de ectoparasiticidas que se introdujeron por primera vez en Canadá en el 2014, con los fármacos afoxolaner y fluralaner en forma de comprimidos, cuyo uso solo se autorizó inicialmente para el tratamiento de las pulgas y las garrapatas del perro. En varios informes anecdóticos rápidamente se sugirió que estos fármacos también eran efectivos frente a otros ectoparásitos, pero las evidencias científicas sobre la eficacia probada de las isoxazolinas en otras parasitosis, como la demodicosis, cuyo uso no estaba registrado en el perro, tardaron mucho tiempo en obtenerse, aunque actualmente esto está cambiando. Este artículo ofrece una breve descripción de esta nueva clase de fármacos y de su eficacia frente al ácaro Demodex en el perro. 

Demodicosis canina

La demodicosis es una enfermedad causada por la proliferación de Demodex spp. y es una consulta frecuente en las clínicas veterinarias de todo el mundo, existiendo diversas opciones para su diagnóstico y tratamiento. Existe información actualizada disponible sobre la fisiopatología, el diagnóstico y el tratamiento de esta y otras enfermedades cutáneas frecuentes en Las Pautas de Consenso Clínico de la WAVD* 1. Hasta hace poco, el fármaco de elección de muchos veterinarios para el tratamiento de la demodicosis era la ivermectina, que dista mucho de ser la opción ideal como tratamiento de primera línea.

Sin embargo, con la introducción de las isoxazolinas esta situación ha cambiado. Todos los veterinarios tenemos pacientes memorables, como sin duda fue el caso de Kenny, un Pastor Australiano macho, de 6 meses de edad que en septiembre del 2015 acudió a la clínica con lesiones cutáneas graves, siendo diagnosticado de demodicosis. Las lesiones cutáneas se localizaban principalmente en la cara (Figura 1) y también presentaba una importante pioderma bacteriana secundaria, originada por Staphylococcus pseudintermedius resistente a la meticilina. Debido al prurito intenso inducido por la pioderma se le colocó un collar isabelino permanentemente (24/7), ya que las autolesiones provocaron incluso la pérdida de todo el pelo del hocico y de la región periocular. Personalmente, el autor dudaba que con una única dosis de un fármaco administrado por vía oral se consiguiera la curación clínica y parasitaria de un perro con demodicosis, puesto que lo normal es que se necesiten varias semanas, con ivermectina oral administrada diariamente, para la resolución. No obstante, teniendo en cuenta la edad del paciente y, lo que es más importante, su raza (con sensibilidad reconocida a la ivermectina), esta era una oportunidad excelente para tratar su primer caso de demodicosis canina con una única dosis de fluralaner oral. Cuando Kenny acudió a las revisiones, los resultados fueron asombrosos. El día 44 las lesiones cutáneas se habían resuelto completamente (Figura 2) y no había duda de que el fármaco demostró ser eficaz y bien tolerado. Este caso, plantea dos preguntas importantes. ¿Se puede finalmente relegar a los libros de historia el uso de la ivermectina y el de sus ocasionales, pero alarmantes, efectos secundarios? ¿Las isoxazolinas cambiarán realmente las reglas del juego del tratamiento de la demodicosis canina, especialmente en perros pastores y en poblaciones con limitaciones para recibir atención veterinaria? La respuesta de ambas preguntas es “sí”. Además, estos fármacos, desde su introducción en el mercado, han demostrado tener unos resultados asombrosos controlando la demodicosis canina, por lo que probablemente durante muchos años sean el tratamiento principal. De hecho, el frasco de ivermectina que teníamos en aquel momento en la clínica, terminó caducando.

 

* https://wavd.org/continuing-education/consensus-guidelines

 

Kenny on day 0. A single dose of oral fluralaner.

Figura 1. Kenny el día 0. Momento en el que se le administró una única dosis de fluralaner oral. © Vincent E. Defalque

Day 44; Kenny showing full hair.

Figura 2. Día 44. Se puede observar cómo le ha vuelto a crecer a Kenny todo el pelo. © Vincent E. Defalque

¿Quiere acceder a más contenido?

Todos los veterinarios pueden registrarse y abrir una cuenta para acceder al contenido exclusivo elaborado por especialistas.

Crear una cuenta

¿Ya tiene una cuenta? Acceda aquí