Revista veterinaria científica internacional para el profesional de los animales de compañía

Número de edición 31.1 Otros artículos científicos

La atopia en gatos desmitificada

Fecha de publicación 15/04/2021

Escrito por Jennifer Schissler

Disponible también en Français , Deutsch , Italiano y English

El diagnóstico y el tratamiento del gato atópico puede resultar frustrante, pero en este artículo, Jennifer Schissler nos aclara algunos de los problemas que giran en torno a esta patología. 

A cat with an indolent ulcer in partial remission; erosions remain on the upper left lip and tissue loss of the upper lip is permanent.

Puntos clave

El diagnóstico de dermatitis atópica felina se obtiene por exclusión y resulta esencial seguir un protocolo paso a paso. 


Aunque el prurito no sea evidente, reconocer las lesiones características puede ayudar al veterinario a seguir los pasos adecuados para llegar al diagnóstico.


El objetivo es aliviar el prurito manteniendo las dosis mínimas de corticoides en tratamientos crónicos.


Al requerir tratamiento de por vida, la comunicación con el propietario es esencial.


 

Introducción

La dermatitis atópica felina es una enfermedad inflamatoria, casi sin excepción prurítica y con unas presentaciones clínicas características. Comparada con la dermatitis atópica canina, el cuadro clínico puede ser bastante diferente y la etiopatogenia es menos conocida, pero, al igual que en el perro, consiste en una reacción de hipersensibilidad a ciertos alérgenos del ambiente, incluyendo el polen, los ácaros del polvo y el moho. A diferencia de la dermatitis atópica de las personas y los perros, no está claro si la IgE desempeña un papel clave en la patogenia de la dermatitis atópica felina, por lo que publicaciones recientes defienden y promueven el uso del término “dermatitis por hipersensibilidad no inducida por pulgas ni alimentos” 1. El término que describe la alergia cutánea en el gato está en evolución y entre las denominaciones más extendidas se encuentran los términos “atopia felina”, “síndrome atópico felino”, “dermatitis similar a la atopia felina” y “dermatitis atópica felina.” Para tener una mayor coherencia en todo el artículo, este último término es el que se utilizará a continuación. 
 

 

¿Quiere acceder a más contenido?

Todos los veterinarios pueden registrarse y abrir una cuenta para acceder al contenido exclusivo elaborado por especialistas.

Crear una cuenta

¿Ya tiene una cuenta? Acceda aquí